12 de julio de 2008

Si sales a navegar no te canse el preparar


Mi primera lectura tras unas breves vacaciones en las Islas Baleares –a eso se deben los elementos marineros de este post ha sido este debate (y este otro) sobre la impresión que causó la charla de Downes entre la audiencia del congreso Internet en el Aula y la que Downes se pudo llevar de dicho simposio y de sus asistentes.

Coincido con todos aquellos que alaban la figura de Downes por su genuino e indiscutible compromiso con el mundo de la educación (aunque algunos prefieran centrarse únicamente en los aspectos más folclóricos de su discurso edupunk tan sugerente, su atrezzo tan eduhippie y su cacharrería digital tan edupop). Asimismo, al igual que dice Diego, no creo que Downes se llevara ni una impresión buena ni mala de la audiencia simplemente por las preguntas que se le hicieron. Tampoco creo que Downes sea consciente de lo extrañas que sonaron en boca de la intérprete algunas de sus contestaciones (yo sigo sin haber podido escuchar el audio original) o de lo difícil que puede ser para muchos profesores y profesionales seguir sus consejos sobre cómo robarle tiempo al reloj.

Por eso aplaudo desde aquí que se debata y escriba lo que se piensa realmente de las afirmaciones tanto de Downes (ciertamente poco radicales en esta ocasión) como de cualquier otra persona de la talla de este educador. Como muchos han dicho, algunas de las ideas que presentó Downes no son nada innovadoras (lo que no quiere decir que no sean válidas). Otras pueden ser debatibles y otras, mejorables tras alguna reformulación que otra. Pero lo más importante, en mi opinión, es:

• Reflexionar sobre todas ellas.
• Ver qué aplicabilidad tienen en nuestros entornos inmediatos.
• Responder nosotros mismos a aquellas cuestiones que suscitaron cierta extrañeza en Downes, como eso de que en la sala donde pronunció su conferencia no hubiera más portátiles entre la audiencia.
• Reconocer sin vergüenza que nuestro nivel de “conectibilidad” es menor que en EE.UU. pero que aun así tenemos muchas ideas que aportar sobre cómo trabajamos y colaboramos en red enfrentándonos a las todavía inmensas limitaciones tecnológicas de nuestros países en general y de nuestros entornos de trabajo en particular.
• Seguir el diálogo, de forma que todas las voces se escuchen, no sólo las que están de acuerdo con la mayoría o con las modas de turno.

Estos son los motivos por los que de forma voluntaria y altruista me haya comprometido con el grupo Connectivitas. Sinceramente creo que la forma más adecuada de avanzar el conocimiento en este campo es la colaboración y el diálogo entre personas interesadas en mejorar la educación, en aprovechar al máximo la tecnología, en analizar la influencia que ésta tiene en la sociedad y en comprometerse para que estas ventajas puedan ser disfrutadas por todos los sectores de la población.

6 comentarios:

Carlos G. Casares dijo...

Que quede aquí entre nosotros, a mi esto de tanto "gurú" suelto por el internet me da un poco de risa, y que conste que me gusta leerles (ej. de Downes). Además estoy de acuerdo contigo en que "aquí" (en nuestros paises) hay mucho que decir, sencillamente porque son temas que se desarrollan en sociedades con problemas y características concretas. No se puede exportar todo lo que se plantea en EEUU sin masticar, no tiene sentido por mucho que andemos en un mundo globalizado, porque los localismos existen, empezando por la lengua y acabando por las capacidades de conexión reales.
(Me enrollé, sorry)
Un saludo

eRoman dijo...

Qué coincidencia, Carlos. Precisamente hoy recibía por email una invitación a un Guru Puja (ceremonia de veneración de gurús) de mi antiguo profesor de yoga. Esto es parte de lo que dice: "For the Puja, you are welcome to bring a photo of your
personal guru. We will be worshipping all the gurus
with flowers and Guru chants. You are also welcome to say a
few sentences about your guru to the group". ¿Crees que te convencerían algo más este tipo de gurús?

Carlos G. Casares dijo...

jajajaj...
"We will be worshipping all the gurus
with flowers and Guru chants."
Genial.
(Pues mira algo más si que me convence).

inclusa dijo...

Llegué a este blog vía el grupo de conectivistas en groups.google.com; a mí también me parece que hay mucho gurú en internet, pero también es cierto que alguien debe tomar la iniciativa.

Desde las administraciones se lanza el mensaje de que internet es una vía muy impotante, pero no se sabe cómo implementar los recursos creando canales de comunicación válidos.

Prefiero que hayan gurús y criticarlos para avanzar, siempre podremos decir que nosotros lo haríamos mejor de esta forma..., en cualquier caso siempre se avanza.

Soy nuevo en el tema y mi nivel de inglés no es bueno, pero aún así merece la pena escuchar las propuestas conectivistas.

En el Congreso de Internet en el aula creo que Downes dijo muchas evidencias, (léase cosas que ya conocemos), pero creo que al unir tecnologías y estrategias es donde se pueden apuntar soluciones interesante.

eRoman dijo...

No creo que nadie dude de que hay personas en todos los campos del saber que, por su dedicación, su experiencia y sus conocimientos, están en condiciones de ofrecer respuestas a muchas de las dudas que nos planteamos aquellos que no sabemos tanto del tema. La cuestión que aquí discutimos, sin embargo, tiene que ver más bien con el término gurú y con cómo se aplica en la actualidad. En yoga, gurús y discípulos tienen un papel muy bien definido: los gurús guían y los discípulos se entregan incodicionalmente a sus gurús (una idea que puede chocar a la mentalidad occidental). En el campo del conectivismo, esta relación discípulo/gurú puede resultar contraria a los principios de descentralización y democratización del conocimiento. Hoy precisamente, en el blog de Potâchov se recoge un esquema hecho por Downes en el que se compara las redes y los grupos. El esquema es de hace dos años pero creo que no se ha pasado de moda, y en él no parece tener cabida la figura del gurú. Tampoco creo que cuando Downes habla de las bondades del antiguo proceso de aprendizaje que se establecía entre aprendiz y maestro, esté pensando en que los referentes a los que un aprendiz se puede dirigir dentro de un proceso concreto de aprendizaje en la actualidad han de ser necesariamente gurús.

En fin, que como dices, la cuestión es aprovechar el conocimiento y las ideas, y entre todos construir un territorio más fértil para el aprendizaje.

Muchísimas gracias por visitar este blog y por tu interés en Connectivitas.

Celina dijo...

Hola eRoman! Soy la maestra de Fabián.Gracias por habernos conectado, aún sin intentarlo.jaja!!Fue una experiencia maravillosa,charlamos 4 horas en una confitería y quedamos en volver a vernos,mami incluída,obvio!.
Te mando un gran beso,y hubo gente que me agradeció haber puesto los links.