24 de febrero de 2009

Érase una vez una traducción

Hace algunos meses dediqué un artículo de este blog a la entusiasta charla de Dave Eggers en TED 2008. Hoy tengo la satisfacción de escribir sobre una iniciativa colaborativa que me ha permitido traducir, subtitular y publicar dicha charla en apenas unos días.


Durante la segunda semana de febrero, TED anunció la creación de una plataforma que iba a permitir traducir las charlas de TED a cualquier persona interesada en hacerlo. Pedro Villarrubia no tardó en apuntarse como voluntario y pronto, a través de su Facebook y su Twitter, comenzó a recibir ofertas de ayuda para acometer tal tarea. En pocos días ya éramos nueve personas localizadas en Argentina, España, Estados Unidos, México y Venezuela. El número de interesados en colaborar ha seguido creciendo y la cantidad de vídeos subtitulados en español está aumentando rápidamente gracias a los incansables esfuerzos de este grupo. Gabriela, desde Argentina, ha publicado hoy un artículo con una hermosa reflexión sobre esta iniciativa. Pedro ha prometido escribir en cuanto tenga un rato para hacerlo. Ana, Olga, Doris siguen trabajando en nuevas traducciones y revisiones. Y Rodolfo prometió volver pronto.

A todos ellos les agradezco el entusiasmo y la oportunidad que me han dado de poder colaborar en un proyecto como éste.

5 comentarios:

Ana dijo...

Como comentaba en el blog de Gabriela, ha sido una experiencia muy interesante y enriquecedora que recomiendo a los que tengan ganas de aprender colaborativamente. Aparte de los frutos evidentes (esos vídeos que ahora son más accesibles), la vivencia es valiosa per se.

Gabriela Sellart dijo...

hoy pensaba en algunos atributos de esta pequeña red ad hoc.
¿Se dieron cuenta de que no hay ningún traductor? Hay un par de profes de inglés y de lengua y literatura española, y varios cuya ocupación habitual no tiene nada que ver con las lenguas. No hay expertos, expertos en traducción. Esto me resulta muy interesante. Somos todos amateurs y estamos usando estrategias y herramientas que nos facilita un resultado de muy buena calidad.
El futuro llegó.
http://tinyurl.com/72olax

eRoman dijo...

Tienes razón. Pero quizá se unan en el futuro. O a lo mejor es que los traductores profesionales acaban tan cansados después de traducir tantas horas al día para ganarse el pan que prefieren elegir otros ámbitos cuando se trata de hacer obras por amor al arte. Conozco por lo menos a una persona así (saludos, O.)

Y, bueno, a ver si me quito de encima miles de ensayos que tengo que corregir y vuelvo a la carga con TEDesSUB.

Un abrazo.

Gabriela Sellart dijo...

Claro, imagino que no te ofrecerías para corregir ensayos!

Es que no me parece ni bien ni mal que no haya traductores. Sólo pensaba en esta posibilidad de hacer un trabajo para el cual se requiere de expertos sin esos expertos. Y no quiero decir con esto que cualquiera pueda hacer el trabajo de un traductor. Porque lo que me parece que hay es un "corrimiento" (existe?) de roles, que de algún modo esta posibilidad está mediada por la tecnología.

Bueno, no tengo que corregir, pero tengo que escribir un proyecto. Voy a seguir pensando en esto.

Olga dijo...

mi contribución ha sido muy pequeña, pero la experiencia es realmente única. Y es cierto, entre tantos amateurs hemos sacado estos vídeos adelante... Muy interesante.