19 de octubre de 2008

Algo de lo que dejé en Arizona



Para bien o para mal...

5 comentarios:

Carlos dijo...

Pues sí que había escorpiones sí. Me alegro de que los dejaras. ; )
Ciao

eRoman dijo...

La verdad es que contribuí activamente a que su número se redujera, por lo menos en lo que se refiere a mi casa y aledaños. Sin embargo, siempre tuve claro que era una causa perdida.

Carlos dijo...

¡Uy lo que has dicho!
Tú crees que está el mundo como para ir diciendo publicamente que se matan bichos... jajajaj... POLITICAMENTE INCORRECTO
(Nada, nada, amamos a los escorpiones, arañas y caracoles)

Mariló dijo...

Tag Esperanza!!

Me alegro muchísimo de que dejaras atrás cactus, escorpiones, un paisaje que no sé, no sé ;-)

¿No estarás nostálgica NOOOO???
Totalmente de acuerdo con el comentario de Carlos jaja.

eRoman dijo...

Bueno, un poco nostálgica sí que estoy, sobre todo ahora que empieza el frío en Washington, D.C.

Y, nada, ya veo que todos sois miembros de la Sociedad Protectora de Escorpiones...

Un abrazo,

Esperanza