17 de octubre de 2014

Próximamente en sus pantallas

Algunos podrán verlo en directo, en Expocampus 14 en la Casa del Lector de Madrid, el 14 de octubre.

¡Nos vemos allí!

10 de octubre de 2014

MOOC: Un pasito para delante y alguno más para atrás

Ayer Santiago Higuera, conocedor de mi publicación Los medios sociales en los cursos online abiertos y masivos (MOOC): un camino hacia la innovación a través de la disrupción y la colaboración, me recomendaba un artículo que había salido en El País titulado ¿Qué fue de la revolución MOOC? y, a raíz de su lectura, recordé este correo electrónico que le envié a finales de febrero de este año a una persona que estaba preparando un breve reportaje sobre los MOOC en el ámbito empresarial para un conocido periódico español. Como el artículo nunca llegó a publicarse, me ha parecido adecuado ponerlo aquí por si a alguien le pudiera interesar.
Estimada XXX:
XXX me ha hecho llegar su correo electrónico en el que solicita información sobre el uso de los MOOC en el mundo empresarial. No sé si querrá mencionar algo del mundo corporativo en los Estados Unidos pero, por si acaso, aquí le envío algunas ideas y fuentes utilizadas donde seguir investigando. 
En primer lugar, quiero señalar que parece que la explosión de los MOOC y el consiguiente entusiasmo hacia las posibilidades que estos presentan para cambiar radicalmente el mundo de la formación, sobre todo a nivel universitario, se ha calmado bastante en los últimos meses. Me imagino que está al tanto de las críticas más frecuentes que estos han recibido, así que no me voy a extender en ese punto. 
Sin embargo, como todo avance en el proceso de implementación de la tecnología a la formación, los MOOCs han tenido un impacto digno de tener en cuenta. Una de las consecuencias más significativas es, en mi opinión, que han llevado a la educación a distancia y el e-learning al discurso público, haciendo que muchos actantes importantes en la educación reglada, que en el pasado habían despreciado hasta cierto punto la formación a distancia, hayan comenzado a considerar la enseñanza online como una forma de formación tan digna como la enseñanza tradicional. 
En el mundo empresarial de EE.UU., sin embargo, la formación a distancia ya ocupaba un puesto relevante dentro de las estrategias de capacitación utilizadas por las grandes multinacionales o empresas con un gran número de empleados localizados en diversos puntos de Estados Unidos. Por lo tanto, algunos de los elementos que caracterizan a los MOOC no son algo desconocido para estas, como, por ejemplo, la utilización de vídeos y ejercicios de múltiple elección para verificar que ha sido comprendido el material, la limitación del contenido a temas específicos, la duración de 5-10 semanas, o el establecimiento de cohortes de participantes para promover la interacción y la creación de comunidades de aprendizaje. 
Los MOOC, no obstante, abren también nuevas posibilidades de formación para el mundo empresarial. Estos son algunos de los usos que señala el artículo de Herring: 
1) Recomendar, motivar o incluso obligar a sus empleados a cursar un determinado MOOC desarrollado por otra entidad para que enmienden lagunas en su formación o adquieran nuevas destrezas necesarias para su puesto de trabajo o ascenso laboral. De esta forma se ahorra en costes de producción y se tiene acceso a planteamientos diferentes a los utilizados en la empresa. Por supuesto, esto significa perder cierto control sobre el contenido de lo que aprenden los empleados. 
2) Las empresas pueden desarrollar sus propios MOOC para sus empleados y clientes. Herring cita el caso de la empresa MongoDB y su oferta de cursos gratuitos. https://www.mongodb.com/products/training#online 
3) Identificar a personas fuera de la empresa en cuestión que tengan las destrezas que están buscando. Según Herring algunas empresas están colaborando en el desarrollo de MOOC en áreas en las que necesitan empleados. De esa manera pueden identificar a posibles “talentos” y entrenarlos en el área específica en la que no tienen personal suficiente. 
4) Utilizar los MOOC para enfrentarse a diversos retos que tienen las empresas en un mundo cada vez más global: informar a todas las partes sobre las características de un nuevo producto o estrategia, homogenizar la formación y estrechar las conexiones dentro de los empleados de la empresa. 
Sin embargo, la adopción de estas estrategias no está exenta de retos. Dado que una de las peculiaridades –y, para muchos, de sus ventajas– de los MOOC es que sean abiertos, es lógico que muchas empresas puedan tener cierta desconfianza a que sus empleados puedan estar interactuando en el MOOC, consciente o inconscientemente, con empleados de la competencia, o a que estén actuando más bien de formadores de aquellos participantes en el MOOC que saben menos que ellos. En relación a esto, otra de las mayores ventajas de los MOOC, el intercambio de conocimiento y la creación de comunidades de aprendizaje que se mantengan más allá de los límites temporales del curso puede resultar problemática. Por otra parte, el potencial de un MOOC no puede desarrollarse al máximo si de antemano no existe una fuerte cultura de la colaboración en la empresa que desarrolle o incentive a sus empleados a cursar un MOOC. 
A pesar de todo ello, según Bersin y Mallon, los MOOC pueden ser una excelente herramienta para que los empleados interactúen entre sí, se integren mejor en la cultura de la empresa y se comprometan más con los objetivos de esta. 
Fuentes: 
Bersin, J. (2013). MOOCs, LMS, and Learning Technology for 2013 and Beyond - What's Happening? https://www.bersin.com/blog/post.aspx?id=f1c2c20e-5afe-44bf-b9ee-216298ff0e60 
Essex, D. (2013). Massive open online courses emerge as corporate training option. http://searchfinancialapplications.techtarget.com/news/2240207116/Massive-open-online-courses-emerge-as-corporate-training-option 
Herring, S. (2013). How are Companies using MOOCs Today? http://intrepidlearning.com/blog/how-companies-using-moocs-today/


9 de octubre de 2014

Con la misma dedicación que siempre

Hace unos meses presentaba en Valencia parte del proyecto de la clase de español escrito que desde el semestre de primavera de 2014 se ofrece en George Mason University. Aquí va la presentación en inglés, ampliada con nuevos datos de dicho semestre y del actual, cuyo desarrollo pueden seguir en #370f14.

23 de septiembre de 2014

29 de mayo de 2014

No hay maestro que no pueda ser discípulo

Hace tres semanas comenzó la VI Edición de los Encuentros Todoele, que este año ha adoptado el formato de mesa redonda en la que expertos en los temas seleccionados contestan las preguntas del moderador y de la audiencia. Se puede asistir a los encuentros en directo a través de Google Hangouts o acceder a las grabaciones en el Canal de Todoele.

Invitada por Carlos González Casares y Jesús Suárez-García, tuve la oportunidad de participar como panelista en las dos primeras mesas, dedicadas a "El futuro de los manuales de ELE" y "Profesores de ELE por el mundo: ¿cómo es trabajar y vivir en diferentes países enseñando español?", y cuyas grabaciones os dejo aquí.


Esta semana me toca, sin embargo, moderar el panel, que precisamente trata de uno de los temas que más me apasionan y en el que llevo trabajando más de veinte años: la integración de la tecnología en la clase de lenguas extranjeras. Como la sesión del 6 de junio también va a estar dedicada a la tecnología educativa, he quedado con su moderador, Sergio Reyes, en dividir los temas entre su sesión y la mía para que el contenido no se solape en exceso. Mañana, intentaré que mis cinco invitados, José Luis Cabello, Iker Erdocia, Ana Martínez LaraPilar Munday y Jorgelina Tallei, se centren en el profesor (sí, ya sé, el alumno es lo más importante, pero eso lo tratarán en la otra mesa) y en las circunstancias que rodean la decisión de usar la tecnología para el desempeño de su labor docente y para su desarrollo profesional. Les he propuesto estas preguntas pero seguro que a vosotros se os ocurren muchas más, así que no dudéis de mandármelas por aquí o en Twitter con el hashtag #encuentrostodoele.
  • ​​¿Qué necesita saber un profesor de ELE para que pueda considerarse que está al día sobre las nuevas tendencias en tecnologías educativas?
  • ¿Cómo puede demostrar un profesor que está al día sobre esas tendencias? 
  • ¿Qué se entiende por actitud 2.0? ¿Cómo se puede poner en funcionamiento en el currículum ELE? 
  • ¿Cómo se forma un profesor en materia de tecnología educativa? ¿Cómo os formáis vosotros? ¿Cómo decidís qué aprender, qué leer, en qué proyectos embarcaros? 
  • ¿Qué grandes logros y qué grandes fracasos habéis tenido en proyectos de TIC-ELE que hayáis puesto en marcha? 
  • ¿Cómo formáis a vuestros alumnos-profesores para que hagan un mejor uso de la tecnología? 
  • ¿Qué mitos existen en torno al uso de la tecnología para ELE?
  • ¿Qué presiones tienen los profesores por parte de los administradores de sus centros de trabajo y por parte de la sociedad para incluir la tecnología en sus clases de ELE? 
  • ¿Estamos siendo víctimas de una "tecnofilia" desmesurada? ¿No estamos gastando demasiado dinero y esfuerzo para conseguir resultados que se podrían obtener con otras herramientas o estrategias más asequibles y accesibles? ¿El avance tecnológico supone necesariamente un avance pedagógico? ¿Ha cambiado con el tiempo la razón fundamental por la que se usa la tecnología en la enseñanza y el aprendizaje de una lengua extranjera?
  • ¿Cómo garantiza el profesor que el uso de la tecnología ayuda a cerrar brechas entre los alumnos en lugar de abrirlas todavía más?